Inicio Comunas Porteñas Claves para Reducir tu Consumo de Energía frente a los aumentos

Claves para Reducir tu Consumo de Energía frente a los aumentos

69

Alrededor del 40% del consumo energético en Argentina se destina a los hogares, siendo el gas natural responsable del 57% y la electricidad del 35%.

Es crucial reconocer que muchas viviendas argentinas sufren pérdidas de calor y frío a través de techos, pisos y paredes, lo que conlleva un aumento en el consumo energético.

Según un informe del Instituto Interdisciplinario de Economía Política (IIEP) de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y el Conicet, entre diciembre y marzo, el costo promedio de los servicios públicos para familias del Área Metropolitana de Buenos Aires aumentó de 29.487 a 75.429 pesos, un incremento del 156%.

Este aumento se debe principalmente a las tarifas de electricidad, gas natural y agua. Es importante destacar que aún falta eliminar los subsidios para los usuarios de bajos y medianos ingresos.

Con estos aumentos y el clima frío acercándose, es cada vez más urgente tomar medidas para reducir el consumo eléctrico. Según la Asociación Nacional de Industrias de Materiales Aislantes (ANDIMA), el 50% del consumo energético en los hogares argentinos se destina a la climatización de los ambientes.

Existen tres formas principales de reducir el consumo energético en los hogares, con resultados variables en cuanto al ahorro. La más efectiva es la aislación térmica, que puede reducir el consumo de energía hasta en un 35% y las facturas de gas y luz hasta en un 70%.

Además, los calefones solares y artefactos sin piloto pueden disminuir el consumo total hasta en un 18%, mientras que los electrodomésticos eficientes (Clase A) y lámparas LED solo proporcionan un ahorro del 9%.

Se ha demostrado que las viviendas con una mala aislación térmica experimentan un aumento significativo en las facturas de electricidad y gas debido a la incapacidad para conservar la temperatura, lo que resulta en una pérdida constante de energía a través de techos, paredes y pisos.

Consejos prácticos para ahorrar energía eléctrica en el hogar

Utiliza bombillas LED: Las bombillas LED consumen significativamente menos energía que las bombillas incandescentes o fluorescentes compactas, y también tienen una vida útil más larga.

Apaga las luces cuando no las necesites: Acostúmbrate a apagar las luces al salir de una habitación. También considera instalar sensores de movimiento para que las luces se apaguen automáticamente cuando no haya nadie presente.

Aprovecha la luz natural: Mantén las cortinas abiertas durante el día para aprovechar al máximo la luz solar y reducir la necesidad de iluminación artificial.

Desconecta los dispositivos electrónicos cuando no los uses: Muchos dispositivos electrónicos consumen energía incluso cuando están apagados. Desconéctalos o utiliza regletas con interruptores para cortar la energía por completo.

Optimiza el uso de electrodomésticos: Utiliza la lavadora, secadora y lavavajillas con cargas completas para maximizar su eficiencia energética. Además, considera utilizar programas de lavado en frío y secado al aire siempre que sea posible.

Ajusta la temperatura del termostato: Reducir la temperatura en invierno y aumentarla en verano puede ayudar a ahorrar energía. Además, instala un termostato programable para ajustar automáticamente la temperatura según tu horario.

Mantén los electrodomésticos y sistemas HVAC (calefacción, ventilación y aire acondicionado) con mantenimiento adecuado: Limpiar los filtros regularmente y realizar un mantenimiento preventivo puede mejorar la eficiencia y reducir el consumo de energía.

Aísla adecuadamente tu hogar: Asegúrate de que tu hogar esté bien aislado para evitar pérdidas de calor en invierno y mantener el frescor en verano. Esto puede incluir la instalación de ventanas de doble cristal, sellado de puertas y ventanas, y añadir aislamiento en techos y paredes.

Invierte en electrodomésticos eficientes: Al reemplazar electrodomésticos antiguos, elige modelos con calificaciones de eficiencia energética más altas (como los de Clase A).

Sé consciente de tu consumo: Realiza un seguimiento de tu consumo de energía y busca formas de reducirlo aún más. Algunas compañías eléctricas ofrecen dispositivos para monitorear el consumo en tiempo real.

Implementar estos consejos puede no solo reducir tu factura de electricidad, sino también contribuir a la conservación de recursos y al cuidado del medio ambiente.