Inicio Periodismo del Mercosur Es payaso, productor agropecuario y hace gira solidaria, pero perdió todo por...

Es payaso, productor agropecuario y hace gira solidaria, pero perdió todo por una tormenta: “No quedó nada”

99

El productor agropecuario Santiago Ranciari perdió todo, esta semana, por una tormenta muy fuerte en Pehuajó, Buenos Aires.  En la provincia es reconocido por ser el payaso Santiago, que hace acciones solidarias y conecta a los animales del campo con los niños.

Los destrozos fueron totales. “Cuando abrí la tranquera fue un espectáculo dantesco, espeluznante, no quedó nada”, dijo a Radio Mágica. Contó que llegó al campo con su hija y vio que voló el techo de la casa y el de los animales.

Santiago señaló que estaba todo desparramado, dentro de la casa todo mojado. “Todo era un desastre”, resumió.

El payaso solidario se hizo conocido a nivel país cuando fue a la televisión en 2019. En ese momento, el productor fue al programa “¿Quién quiere ser millonario?” con el fin de recaudar fondos para hacer un cerco para animales.

En ese momento se definió como un adicto a la solidaridad. “Soy triple P: padre de familia, productor ganadero y payaso”, contestó cuando Santiago del Moro le preguntó por lo que hacía.

La actualidad es distinta para Ranciari. El payaso contó que los destrozos lo dejaron en shock. Además, agradeció que dejó a las ovejas libres y se pudieron refugiar. “Si hubieran estado encerradas esto sería una carnicería”, señaló.

El payaso solidario afirmó que lo perdió todo y que le dolió ver esa imagen junto a su hija. “Ver la cara de mi hija al decirme que perdimos lo que habíamos construido con tanto esfuerzo, me destrozó”, aseguró Ranciari. Por último, agradeció la muestra de cariño de la gente que le brinda su apoyo.

Payaso Santiago

Ranciari contó cómo fue que llegó a ser el payaso Santiago. Él trabajaba en un comercio de Pehuajó y un día el dueño le propuso vestirse de payaso para la ocasión.

“De ese momento pasaron muchos años, centenares de miles de niños, cumples de niños que ya tienen sus niños, centenares de shows, varios miles de kilómetros contagiando sonrisas, infinidad de anécdotas, campañas solidarias, grabar un disco, cosas insólitas que solo las hacés si sos Payaso de corazón, visitas a hospitales, cantar en el hospital Borda, visitar escuelas mapuches, y una muy importante para mí, festejar después de 15 años, el cumple de mis hijas con el mismo entusiasmo y emoción que sentí́ cuando me puse por primera vez la nariz roja en la esquina”, cuenta Ranciari a Clarín.

Se define como un adicto a la solidaridad. “Empecé a ver que la gente seguía el traje, la nariz y el gorro, por eso los invité a ayudar. Yo festejaba mi cumpleaños en una cancha de fútbol y los invitaba a todos a participar, y regalábamos nosotros. Así conseguimos armar un hospital móvil de bicicletas donde reparábamos bicis y les dábamos a los chicos de todo el país, después se nos ocurrió transformar un Fiat 600 en ambulancia para un hospital y, en ese ínterin, me encontré con mi mujer y pasé por un centro de rehabilitación de adictos que se llama Registro Civil, contó en la televisión.

El payaso solidario de Pehuajó perdió todo. Busca recomponerse de esta situación. Tantos años de dar cariño y solidaridad, ahora será su turno recibirla. © Agrofy

La entrada Es payaso, productor agropecuario y hace gira solidaria, pero perdió todo por una tormenta: “No quedó nada” se publicó primero en Periodismo del Mercosur.