Inicio Palermo Web Intensificación de medidas preventivas ante alerta naranja en Buenos Aires

Intensificación de medidas preventivas ante alerta naranja en Buenos Aires

107

El Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana de Buenos Aires redobla esfuerzos ante la alerta naranja del Servicio Meteorológico Nacional para evitar inundaciones y anegamientos.

Ante la reciente emisión de un alerta naranja por parte del Servicio Meteorológico Nacional, el Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana de la Ciudad de Buenos Aires ha intensificado sus tareas preventivas. Estas medidas están dirigidas a minimizar los riesgos de inundaciones y anegamientos, especialmente en áreas vulnerables de la ciudad.

El Ministro de Espacio Público e Higiene Urbana, en referencia a las acciones preventivas, afirmó: “Nuestra prioridad es garantizar la seguridad y el bienestar de los ciudadanos ante situaciones climáticas adversas. Estamos redoblando esfuerzos para mantener despejadas las redes pluviales y prevenir posibles emergencias”.

  • El ministerio está llevando a cabo tareas de barrido y despeje de rejas de sumideros para facilitar el drenaje de las aguas pluviales.
  • Se realiza la recolección de residuos dispersos o mal dispuestos, como hojas o residuos volados, para evitar obstrucciones en los desagües.
  • Se controlan y aseguran los vallados de obras para prevenir daños por vientos fuertes.
  • Se efectúa el mantenimiento y limpieza de más de 30 mil sumideros, 10 mil bocas de registro y más de 840 kilómetros de conductos subterráneos.
  • Se realiza mantenimiento diario de las cinco estaciones de bombeo para prevenir inundaciones.
  • También se lleva a cabo el mantenimiento de los elementos internos en las 11 cuencas de la Ciudad y de los 32 pasos bajo nivel.
  • La operación de los 10 camiones desobstructores se enfoca en puntos críticos identificados previamente y en áreas de riesgo.

El compromiso del Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana de Buenos Aires con la seguridad y el bienestar de los ciudadanos se refleja en el despliegue de estas medidas preventivas. Con un equipo de 75 personas y equipos especializados, se trabaja arduamente para garantizar que las redes pluviales estén libres de obstrucciones y que la ciudad esté preparada para enfrentar cualquier eventualidad climática.