Inicio Últimas Noticias La curva de contagios de coronavirus sigue creciendo: por primera vez se...

La curva de contagios de coronavirus sigue creciendo: por primera vez se rompió la barrera de los 10 mil casos diarios

205

Otra barrera que se rompe y genera preocupación. Por primera vez desde el comienzo de la pandemia, Argentina reportó más de 10.000 casos de coronavirus en un día.  Este miércoles, el Ministerio de Salud de la Nación notificó la cifra récord de 10.550 positivos, casi el 63% en la provincia de Buenos Aires.

Además, en todo el país se registraron 276 nuevas muertes, de las cuales 187 fueron en el territorio bonaerense.

Como viene ocurriendo, la Provincia acumuló la mayoría de los contagios de la jornada, aunque este miércoles alcanzó la marca inédita de 6.628 positivos. Así, superó los 230 mil infectados.

Por su parte, la Ciudad de Buenos Aires también mostró un salto al reportar 1.568 casos, por lo que quedó a un paso de alcanzar los 90.000 infectados.

Por encima de los 300 casos diarios se ubicaron Santa Fe (381) y Córdoba (355), mientras que se superó la barrera de los 200 en Mendoza (276), Jujuy (236) y Río Negro (235). En tanto, hubo más de 100 positivos en Salta (176), Neuquén (132) y Entre Ríos (112).

Los demás casos se distribuyeron entre Chaco (74), Chubut (69), Tucumán (68), Santa Cruz (63), Tierra del Fuego (51), Santiago del Estero (38), La Rioja (37), San Juan (36), Corrientes (12), San Luis (4) y La Pampa (1).

No reportaron infectados Misiones, Catamarca y Formosa, tres de las provincia que junto a San Luis, aún no llegaron a los cien contagios.

Hasta la fecha, en todo el territorio nacional se detectaron 370.188 positivos, de los cuales 1.187 (0,3%) son importados, 88.811 (24%) corresponden a contactos estrechos de contagios confirmados, 226.073 (61,1%) son casos de circulación comunitaria y el resto se encuentra en investigación epidemiológica.

Según precisó el Ministerio de Salud, el martes fueron hechos 21.476 testeos y desde el inicio del brote se realizaron 1.148.574 pruebas diagnósticas para esta enfermedad, lo que equivale a 25.311,9 muestras por millón de habitantes.

En su reporte matutino, la cartera sanitaria había anunciado el fallecimiento de 98 personas (59 varones y 39 mujeres), de las cuales 68 residían en la provincia de Buenos Aires, 13 en Jujuy, siete en Ciudad de Buenos Aires, cuatro en Río Negro y Mendoza y una en Tierra del Fuego y Chaco.

El informe vespertino sumó otros 178 decesos: 109 hombres (77 de Provincia, 15 de CABA, cuatro de Córdoba y Salta, dos de Río Negro, Santa Fe y Chaco, y uno de Entre Ríos, Tierra del Fuego y La Rioja), y 69 mujeres (42 de PBA, 18 de Capital Federal, cinco de Río Negro, dos de Santa Fe y una de Salta y Chaco).

Con estas cifras, Argentina llegó a las 7.839 víctimas fatales, con una tasa de letalidad sobre los casos confirmados de 2,1% y la mortalidad específica de 167 personas por cada millón de habitantes. La edad promedio de los fallecidos es de 72,4.

En su habitual conferencia de prensa diaria, la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, advirtió que se está observando «un numero importante de casos en casi todas las provincias del país» y señaló que son varias las que en el récord de contagios del martes reportaron más de 100 positivos.

«En el AMBA hay una meseta alta, una estabilidad relativa del número de casos y una estabilidad más sólida en la ocupación de camas y de ingresos a terapia», señaló la funcionaria. E insistió entonces en «recomendar redoblar los esfuerzos para sostener» ese «logro».

Vizzotti remarcó que el aumento en la ocupación de camas por pacientes contagiados “es a expensas de las provincias que están notificando un incremento del número de casos”.

En ese sentido, reconoció que se observa «con preocupación la situación del sistema de salud de Jujuy» mientras se trabaja «en la gestión de camas» del departamento rionegrino de General Roca.

El futuro de la cuarentena

El Gobierno nacional definirá entre jueves y viernes la nueva etapa de aislamiento que se iniciará el lunes próximo, luego de analizar con los especialistas y los gobernadores el escenario de propagación del coronavirus en el territorio nacional y la situación epidemiológica en municipios del interior y en el AMBA.

Localidades de Jujuy, Santa Cruz, Tierra del Fuego, La Rioja, Salta y Santiago del Estero, al igual que el AMBA, mantienen desde el 16 de este mes el aislamiento social, preventivo y obligatorio porque su capacidad de respuesta sanitaria estaba en riesgo ante el número creciente de contagios.

Por esa razón, el AMBA no pudo superar aún la fase actual (cumple el segundo período) y zonas de algunas provincias también debieron encuadrarse en un aislamiento más rígido, al evidenciar una rápida duplicación de contagio, luego de tener pocos o ningún caso.

En este contexto, el presidente Alberto Fernández se encamina a mantener la ronda habitual de consultas a especialistas y a los gobernadores, junto al ministro de Salud, Ginés González García, para evaluar el estado epidemiológico en las provincias y qué medidas sostener o profundizar para evitar la propagación del coronavirus hacia nuevas ciudades del interior del país.

El viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, dijo que, si bien en el AMBA se redujo «la velocidad de ascenso de los casos», es «preocupante» el aumento de contagios en el interior de la provincia y el resto del país.

Para el sanitarista, el dato es «peligroso» porque «no es lo mismo» el sistema de salud en el área metropolitana -más allá de la cantidad de habitantes- que en el interior del distrito, donde «hay menos capacidad», explicó.

En otro orden, el Gobierno porteño analiza habilitar la actividad gastronómica al aire libre para la próxima fase del aislamiento.

Fuentes del Ejecutivo porteño dijeron que está en agenda la reapertura de ciertas actividades encuadradas en el Plan de Puesta en Marcha en la Ciudad, que comenzará a ser definido en las próximas horas, junto al Gobierno nacional y el bonaerense.

La administración porteña buscará la aprobación de la gastronomía al aire libre a partir de la autorización a restaurantes y bares que ya tienen mesas y sillas en el exterior de sus locales.

«Será un próximo paso, pero aún no tenemos fecha, lo vamos a discutir con el Gobierno nacional», anticipó el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, durante una comunicación virtual con vecinos.

La medida en estudio incluiría el servicio de atención de mozos, una determinada disposición de las mesas para garantizar el distanciamiento físico y algún tipo de «demarcación del espacio público» para evitar las aglomeraciones de personas.