Inicio Últimas Noticias La decisión de la vuelta a las prácticas tomó por sorpresa hasta...

La decisión de la vuelta a las prácticas tomó por sorpresa hasta a la AFA

286

Los dirigentes llegaron a la Casa Rosada, se saludaron de manera protocolar, siempre barbijo mediante, y se sorprendieron apenas se sentaron en la oficina de Santiago Cafiero, jefe de Gabinete. No esperaban Claudio Tapia, presidente de la AFA, ni Víctor Blanco, mandamás de Racing y secretario de la casa madre del fútbol argentino, que el Gobierno iba a reactivar por completo la industria para la Primera División. Pero así será nomás. Chiqui arribó a Balcarce 50 con la idea de apurar el regreso de River, Boca, Racing, Defensa y Justicia y Tigre, que tenían compromisos asignados para la Copa Libertadores, y se encontró con la autorización para toda la Primera División desde el lunes 10 de agosto, incluido el fútbol femenino. ¿Arrancarán todos?

«La verdad que el Gobierno tenía muy buena predisposición. Habíamos venido con una idea de comenzar con los de la Libertadores primero. Los demás equipos acompañaban esta decisión. Pero nos encontramos con esta gran noticia de que, a partir de lunes y una vez realizados los testeos, puedan entrenarse todos», sostuvo Chiqui ante los periodistas acreditados. A partir del viernes, los jugadores serán sometidos a los testeos para poder empezar a trabajar de manera presencial el lunes.

Los clubes coperos ya tenían todo preparado. Al resto, los tomó por sorpresa. Los futbolistas de la Primera Nacional serán examinados el 30 de agosto y el 2 de septiembre comenzarán con los entrenamientos. La B, C, D y el Federal A se harán los estudios para determinar su estado de salud entre el 7 y el 9 del mes que viene. Las fechas fueron publicadas en el boletín N°5783 con una aclaración: cada divisional deberá reunirse para determinar la forma de disputa y determinar los ascensos. Los descensos, se sabe, fueron suprimidos.

“Esta es mía”, dijo Ginés González García cuando terminó la cumbre, golpeándose el pecho. El Ministro de Salud, hincha de Racing y cercano a Blanco, hizo fuerza para el regreso, a contramano de la cautela que había mostrado Alberto Fernández este fin de semana. La presencia de Cafiero no fue casual. A fin de cuentas, el jefe de Gabinete fue los ojos y los oídos del Presidente de la Nación. Del cónclave también participó Matías Lammens, ministro de Turismo y Deportes. Acompañaron Maca Sánchez, jugadora de San Lorenzo y funcionaria del Instituto Nacional de la Juventud (Injuve); Lisandro Bonelli, jefe de gabinete de Salud; y Alejandro Costas, subsecretario de Estrategias Sanitarias.

El Gobierno era consciente de la necesidad de reactivar la industria de la pelota. El calendario de la Conmebol, en definitiva, fue un elemento clave de presión. No obstante, desde la Rosada no querían discriminar entre los clubes que jugarán la Libertadores a partir del 17 de septiembre y el resto de los equipos de Primera. “Que activen todos, pero paulatinamente”, pidieron los ministros. La AFA, finalmente, estableció el cronograma para el regreso de las seis categorías.

“Ellos nunca tuvieron dudas de que la actividad era una sola para que arrancaran el fútbol masculino y femenino. Después, se le dio libertad a la AFA para que decidiera de qué manera. Hubo un trabajo previo del ministro de Salud y de Turismo. Estaban al tanto de la problemática que estaba viviendo el fútbol. Todos, jugadores, técnicos y preparadores físicos, estaban conscientes de que había que empezar”, dijo Blanco. Y añadió: “La AFA tomó la responsabilidad de hacer cumplir con el protocolo. Tenemos que ser serios. Si algún equipo tiene algún contagiado, será apartado ese jugador y el club tendrá que jugar con los futbolistas que tengan disponibles”.

La AFA se hará cargo de los testeos, que serían a través de hisopados. Conmebol le brindó un subsidio de 600 mil dólares, que serán invertidos en los exámenes médicos. El protocolo sanitario que se presentó ante el Ministerio de Salud especifica que pueden entrenarse en grupos de hasta seis jugadores por turnos y no se podrán utilizar los vestuarios. Dependiendo de la cantidad de canchas que haya en las instalaciones de cada club, se requerirán menos turnos.

Hay un tema que no es menor: ¿qué pasará con los jugadores que están en sus provincias de origen y retornan al AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires) para sumarse a los planteles? Los ministros de Salud de la Ciudad y Provincia, mostraron visiones diferentes. Deberá definir Ginés González García. ¿Habrá una exención sanitaria, como les pedirá la Conmebol a los gobiernos de la región para disputar la Libertadores?