Inicio Palermo Web La Fraternidad desiste de la medida de fuerza en los trenes

La Fraternidad desiste de la medida de fuerza en los trenes

42

Tras intensas negociaciones, el sindicato de maquinistas anunció la suspensión de la reducción de velocidad programada para hoy, aunque continúan reclamando por la recomposición salarial.

La Fraternidad, sindicato que agrupa a los maquinistas del área metropolitana de Buenos Aires, decidió dar marcha atrás con la medida de reducción de velocidad de los trenes, que tenía como objetivo presionar por mejoras salariales. La decisión se tomó luego de acatar la conciliación obligatoria dictada por la Secretaría de Trabajo de la Nación.

Según expresó el Secretariado Nacional de La Fraternidad en un comunicado: “Dentro de la ley todo, fuera de la ley nada, preservando por sobre todas las cosas la paz social.”

  • La medida de fuerza planeada consistía en reducir la velocidad de los trenes a 30 kilómetros por hora durante todo el día, afectando a más de un millón de usuarios del servicio diario.
  • El conflicto se centró en la demanda de La Fraternidad por una recomposición salarial que compense la pérdida de poder adquisitivo frente a la inflación. Hasta el momento, el sindicato no había suscrito los acuerdos paritarios aceptados por otros gremios ferroviarios.
  • En respuesta a la convocatoria del Gobierno a una audiencia de conciliación, el sindicato decidió suspender la medida de fuerza para evitar mayores inconvenientes para los pasajeros.
  • Según fuentes gubernamentales y empresariales, la reducción del salario básico de un maquinista de La Fraternidad es de un millón y medio de pesos mensuales, y existe preocupación por la sobrepoblación de personal en algunas líneas ferroviarias.
  • A pesar de suspender la medida de fuerza, La Fraternidad continúa insistiendo en la necesidad de una recomposición salarial justa, manteniendo abiertas las negociaciones con el Gobierno y las empresas concesionarias del servicio.

La decisión de La Fraternidad de suspender la medida de fuerza alivia a los usuarios del transporte ferroviario en Buenos Aires, aunque el conflicto salarial persiste. Las partes involucradas esperan que el diálogo pueda conducir a una solución que satisfaga las demandas de los trabajadores sin comprometer la estabilidad del servicio ni la paz social en la región metropolitana.