Inicio Periodismo del Mercosur La obesidad baja en los niños españoles pero hacen menos deporte, comen...

La obesidad baja en los niños españoles pero hacen menos deporte, comen peor y están más tristes tras la pandemia

127

Madrid (EFE).- La infancia y la adolescencia española hace menos actividad física, come peor y está mucho más triste tras la pandemia y, pese a registrar una leve tendencia decreciente en sus índices de sobrepeso y obesidad, hay todavía una preocupante prevalencia de exceso de peso infantil muy elevada del 33,4 %.

Así lo reflejan los resultados preliminares de la segunda edición del estudio PASOS 2022 de la Fundación Gasol, a cuya presentación han asistido hoy jueves en el IES Celestino Mutis la ministra de Sanidad, Carolina Darias, y Pau Gasol, que actualiza el diagnóstico hecho en 2019 y compara los estilos de vida y el exceso de peso infantil antes y después de la covid.

Para ello, una red de catorce grupos de investigación ha evaluado entre marzo de 2022 y enero de 2023 a un total de 2.892 niños de 8 a 16 años de 223 centros educativos de 120 municipios de diferentes dimensiones (de más de 200.000 a 3.000 habitantes) de toda España.

El estudio confirma que hay una prevalencia de exceso de peso infantil muy alta que alcanza el 33,4 % y que además es mayor para el género masculino, los de menor edad y la evaluada en centros situados en poblaciones con una menor renta media por persona y año.

Tantos estos datos como los de la primera edición de PASOS son » alarmantes y preocupantes», que sitúan a España entre las peores posiciones de la Unión Europea, ha explicado Gasol, el mejor jugador de baloncesto de la historia del país -tres medallas olímpicas, un Mundial, tres Eurobasket, dos anillos de la NBA y dos ligas ACB-.

El nuevo estudio observa una cierta tendencia decreciente sobre todo para el sobrepeso, pero también, aunque más sutil, para la obesidad.

Según el exjugador de baloncesto, es «imprescindible» contar con datos objetivos para diseñar iniciativas de salud pública para reducir los índices de exceso de peso. «Esta radiografía es un punto de partida» para conseguir los objetivos del Plan Nacional contra la Obesidad.

En el mismo sentido, Darias ha explicado que ya en 2019 se «encendían las alarmas» a la vista de los resultados de PASOS, sobre todo en edades «más vulnerables», y ha recordado que el reciente Plan Nacional quiere rebajar el exceso de peso infantil en un 25 % en los próximos años.

Evolución del sobrepeso, la obesidad y la obesidad severa

Según el estudio presentado hoy, entre 1998-2000 y 2019 el sobrepeso crece del 22,4 % al 23,8 %, mientras que disminuye de 2019 a 2022: del 23,8 al 21,6 %, ha explicado Santi F. Gómez, investigador principal del estudio PASOS.

Algo similar ocurre con la obesidad, ya que muestra una tendencia creciente entre 1998-2000 y 2019 pasando del 10,5 % al 12,3 % y baja un 0,5% de 2019 a 2022; la obesidad severa sube del 1 % al 1,6 % en el primer periodo mencionado y entre 2019 y 2022 desciende un 0,1 %.

La prevalencia de la obesidad (16,2 %) y la de obesidad severa (2,2 %) es muy superior entre la población participante menor de 12 años, respecto a los adolescentes (8,1 % y 0,9 %, respectivamente).

De la misma manera, el sobrepeso es algo superior en la población infantil (21,8 %) que en la adolescente (21,5 %).

Estos datos apuntan a dos hipótesis: que en la transición de la infancia a la adolescencia hay un “efecto estirón” en el crecimiento humano y/o que entre las nuevas generaciones, nacidas entre 2011 y 2015, la obesidad es mayor que en las generaciones anteriores (nacidas entre 2007 y 2011).

Por otro lado, la población infantil y adolescente evaluada en los centros ubicados en lugares con una menor renta por persona y año (menos de 10.000 euros), la obesidad es del 16 %, mientras que para la analizada en un centro con una renta mayor (más de 14.000 euros) es de un 8,3 %, casi la mitad, ha dicho Santi F. Gómez.

La calidad de vida

La población infantojuvenil que declara sentirse preocupada, triste o infeliz en 2022 es mucho mayor (32,2 %) que el de 2019 antes de la pandemia (19,5 %), lo que puede deberse a sus impactos psicosociales, ha subrayado Santi F. Gómez.

Además, resulta «preocupante» que porcentualmente se haya incrementado en mayor medida el porcentaje de participantes que declaran tener bastantes o muchos problemas.

La actividad física

El estudio subraya que un 70,6 % de la infancia y adolescencia no alcanza la recomendación de la OMS de 60 minutos diarios de actividad física moderada o vigorosa y que el porcentaje que lo incumple ha aumentado en un 6,6 % del 2019 a 2022, ha afirmado Santi F. Gómez, director global de Investigación y Programas de la Gasol Foundation.

Solo un 29,4 % de los niños de 8 a 16 años realiza dicha actividad física moderada o vigorosa, es decir, movimientos que activan el ritmo cardíaco y la respiración como correr, saltar o bailar.

Alimentación y dieta mediterránea

El porcentaje de población que presenta un nivel bajo de adherencia a la dieta mediterránea supera el 12 %, mientras que el que alcanza un nivel alto es de un 36,7 %; esta última cifra ha bajado un 4,4 % en solo 3 años (del 2019 a 2022).
Un 51,3 % presenta un nivel medio de seguimiento de esta dieta.
Además, los niños evaluados en un centro situado en un municipio con una menor renta media presenta un nivel de adherencia a la dieta mediterránea más deteriorado respecto al resto.

La entrada La obesidad baja en los niños españoles pero hacen menos deporte, comen peor y están más tristes tras la pandemia se publicó primero en Periodismo del Mercosur.