Inicio Periodismo del Mercosur La resistencia a través de los tatuajes

La resistencia a través de los tatuajes

366

El tridente ucraniano dibujado en la nuca, un cóctel molotov en el tobillo o un rifle que dispara un girasol, símbolo de la nación, son los tatuajes que ganan cada vez más espacio en los cuerpos de los ucranianos, para expresar su desacuerdo con la guerra.

Desde el comienzo de la invasión rusa, la demanda de tatuajes, especialmente de símbolos patrióticos, ha estado en auge en el país.

En el festival “Art Weapon” de Kiev, muchos acudieron a tatuarse su apoyo a la causa de Ucrania, en un acto organizado en una antigua fábrica abandonada, en el que el dinero recaudado se donó al ejército ucraniano.

Pero en la capital también hay muchos espacios, ahora en desuso, donde jóvenes tatuadores se reúnen para dibujar y recaudar fondos: todo el mundo puede acceder a un tatuaje, el precio es la donación que se hará a las fuerzas armadas ucranianas.

Jénia, una tatuadora de 27 años, dice que noto una creciente demanda de tatuajes patrióticos desde el comienzo de la invasión rusa. Así como la llegada de muchos jóvenes, añade, que nunca antes se habían tatuado.

“La guerra los cambió y empezaron a tatuarse. Y para sus primeros tatuajes eligieron temas patrióticos”, explicó.

Los tatuadores dicen recibir los más variados pedidos: desde el tridente ucraniano, pasando por la bandera amarilla y azul, los misiles antitanques y los modernos caballos de frisia, hasta armas de las que salen flores.
Incluso hay quienes optan por tatuarse en los brazos el “palyanytsia”, el pan tradicional de las fiestas ucranianas.

El motivo es que se trata de una palabra que a los rusos les cuesta pronunciar y que entre los ucranianos devino en una especie de contraseña para identificar a los posibles espías rusos.

“Quiero enfatizar la identidad ucraniana”, dijo Fedor, de 23 años, quien lo tenía dibujado en su brazo.

No faltan consignas marciales como “Muerte al enemigo”. Y hay quienes también piden frases que se hicieron virales, como las pronunciadas por el soldado-héroe de la isla de las Serpientes: “¡Buque de guerra ruso, vete a la mierda!”.

Un militar de 20 años, en su primer tatuaje, explicó que eligió un diseño dedicado al regimiento nacionalista Azov, donde luchan dos de sus amigos.

“Me dijeron que defenderían Ucrania hasta la muerte”, detalló.

Por su parte, Maroussia Ionova, actriz y música de 27 años, eligió la palabra “Kiev” para su nuevo tatuaje, para recordar el momento en que huyó de su casa al comienzo de la guerra y la ola de emociones que la atravesó desde aquel día. (ANSA).

La entrada La resistencia a través de los tatuajes se publicó primero en Periodismo del Mercosur.