Inicio Tecnología Las cinco mejores plataformas para dar clases virtuales

Las cinco mejores plataformas para dar clases virtuales

548

Aunque muchos docentes y algunos profesores particulares adoptaron Zoom como el instrumento para dictar clases virtuales, no es la opción más apropiada para la enseñanza ni tampoco la más cómoda. En su lugar, hay soluciones educativas gratuitas que pretenden reproducir la colectividad del aula en un espacio virtual. En unos pocos clics, los maestros pueden grabar una misma clase en video para reproducir en varios cursos, repartir las tareas, calificar, intercambiar comentarios y tener acceso a los trabajos de los alumnos desde una plataforma unificada. Cuáles son las cinco mejores aplicaciones.

Sin embargo, hasta el comienzo de la pandemia apenas un 7% de las escuelas argentinas habían considerado abrir un aula virtual. En algunos casos, utilizando plataformas propias y otros, adaptando alguno de los modelos existentes.

“Esta es la oportunidad para que la escuela se repiense y abra sus puertas y ventanas, tire abajo las paredes y permita que todo el conocimiento que siempre estuvo fuera de ella finalmente ingrese. No hay que desesperarse por encontrar ya el camino, no hay que enamorarse de la primera solución que nos aparece, es el momento de ir más allá y cambiar el foco de atención”, señala Cecilia de la Paz, Fundadora de Edúcate Uruguay.

A falta de una línea institucional clara, muchos formadores, por decisión propia, empezaron a utilizar Zoom, que parecía la solución más práctica. Pero a medida que se extendía el encierro, se fueron visibilizando nuevas propuestas, que ofrecían un perfil más pedagógico, sin costo ni limitaciones. Google Classroom, Microsoft Teams, Moodle, Aula en Casa y Zoho Classes, son algunos ejemplos.

Los padres le dedican cada vez más horas a las tareas de sus hijos. Foto; Microsoft.

“Mientras que Zoom es una aplicación de videoconferencia, Aula en Casa es una plataforma educativa donde el videochat es una funcionalidad más. El docente, en todo momento, puede saber cuántos alumnos asistieron a las charlas y aquellos que faltaron, dejarles como tarea pendiente verla más tarde. Puede también planificar las clases, asignar tareas, programar una videollamada y en una agenda semanal, ver si en el mismo horario ya tienen una cita con otro profesor. Tampoco hace falta descargarse ninguna aplicación, ya que todo está alojado en la nube”, explica Matías Scovotti, CEO y Cofundador, la diseñaron para que los estudiantes accedan a un entorno confiable, debido a los fallos de seguridad que se registraron en Zoom. Actualmente, cuenta con unos 50 colegios y otros 25 están en proceso de digitalizar sus registros.

Además, permite grabar las clases para que estén siempre disponibles, generar actividades para los alumnos, compartir consignas, videos y archivos adjuntos para toda la clase y asignarles una fecha de entrega. También, crear actividades con preguntas interactivas para generar reportes con métrica y recibir consultas sobre las tareas.

Una de las aplicaciones más populares es Google Classroom (www.classroom.google.com), se trata de un paquete de servicios y productos gratuito, que brinda herramientas para que la clase y las evaluaciones sean personalizadas y adaptadas a las necesidades de la materia y del profesor.

En los últimos meses, el software duplicó la cantidad de alumnos, hasta alcanzar los 100 millones. Tanto profesores como alumnos pueden acceder a través de cualquier computadora o dispositivo móvil a los deberes de la clase, los materiales del curso y leer los comentarios.

La idea es también aprovechar otros complementos de Google para facilitar las tareas. Desde Meet para realizar videoconferencias, YouTube! para enlazar videos, Documentos para trabajar con hojas de cálculo o texto, Photo para almacenar imágenes y Drive para guardar todos los materiales.

Esta plataforma gratuita funciona como espacio de estudio digital donde los docentes pueden dar clases en vivo y grabarlas en aulas colaborativas con sus alumnos, conectarse con otras comunidades de aprendizaje y comunicarse con el personal de la escuela, como los preceptores y directivos.

“Vivimos tiempos que nos desafían a todos, donde comprobamos que la tecnología es clave para facilitar el acceso a la enseñanza y al aprendizaje. Acompañar a los docentes, estudiantes e instituciones educativas en su conjunto a adoptar herramientas tecnológicas para trasladar los contenidos curriculares a los hogares es fundamental en este momento”, comenta Mariana Freire, directora de sector público de Microsoft Argentina.

La plataforma móvil Zoho Classes (www.zoho.com/classes) sustituye la necesidad de los profesores de emplear múltiples aplicaciones para cubrir todas las necesidades del aula. Además está construido con diversas capas de seguridad lo que asegura la privacidad de los usuarios y de todos sus datos privados.

Permite el monitoreo de los directivos con respecto a las clases, la cantidad de conectados, la duración y las notas. Otro beneficio es que la duración de la clase es ilimitada y es completamente gratis para escuelas de menos de 100 alumnos.

“Las instituciones educativas pueden gestionar todas las actividades académicas y administrativas a través de una plataforma única, evitando utilizar múltiples aplicaciones, como sucede en la actualidad. Sin límites de tiempo ni de estudiantes, la app es gratuita por 3 meses”, destaca Fernando Sotelo, director de Alianzas Estratégicas.

Mientras que Moodle (https://moodle.org) es una plataforma de aprendizaje diseñada para proporcionar a educadores, administradores y estudiantes un sistema integrado, robusto y seguro para crear ambientes de aprendizaje personalizados. El sistema es gratuito y está financiado por una red mundial de cerca de 80 compañías de servicio.

El secreto de su éxito está en la interfaz gráfica -desarrollada por un equipo de psicólogos y psicopedagogos-permite crear aulas virtuales y cursos con facilidad, sin aplicar códigos de programación. Es un sistema flexible y totalmente personalizable capaz de adaptarse a los parámetros de cualquier entidad educativa.

La plataforma se actualiza de forma permanente y dispone diferentes aplicaciones complementarias para cubrir toda la paleta educativa. En la actualidad, supera los 200 millones de usuarios a nivel mundial.