Inicio Periodismo del Mercosur ¿Por qué nos reímos? Esto dice la ciencia

¿Por qué nos reímos? Esto dice la ciencia

49

La risa es un comportamiento natural de la especie humana y no solemos pensar mucho en ello. Al contrario, lo más común es que al reírnos, lo disfrutemos por diferentes razones. Pero, a lo largo de la historia, diferentes investigadores se han preguntado: ¿por qué nos reímos?  Por eso, en este artículo, exploraremos más los descubrimientos que ha hecho la ciencia en este campo.

La risa es algo tan cotidiano como el hecho de comer o dormir y cumple distintas funciones en nuestra vida. Debido a eso, comprenderla más a fondo puede ser clave para entender mejor cómo funciona la especie humana. Además, puede ser un componente clave en el tratamiento de problemas de salud física y mental.

¿Qué es la risa y por qué nos reímos?

Si pensamos en la risa, es fácil darnos cuenta de que es una reacción que surge ante determinadas situaciones o estímulos. Por ejemplo, ver a una persona lastimarse en una serie o película de comedia puede generar risa. Sin embargo, en la vida real, presenciar un accidente puede generar miedo o angustia. Entonces, es posible decir que la risa aparece como respuesta a ciertos eventos internos o externos que resultan divertidos.

Hasta la fecha, la naturaleza de la risa no está del todo clara para la comunidad científica. Diversos autores han elaborado teorías para responder a esta pregunta: ¿por qué nos reímos? De acuerdo con Robert Provine, uno de los puntos clave de la risa es el hecho de que se relaciona con la socialización. Las investigaciones muestran que la risa es hasta 30 veces menos común cuando estamos solos. Incluso, el autor asegura que para reír solo hace falta la presencia de otra persona y no algo gracioso.

Otros autores como John Morreall consideran que la risa pudo originarse como una forma de comunicar alivio luego de experimentar peligro. En este caso, sería como una señal para avisar que la situación peligrosa ya pasó y así liberar la tensión.

Por otro lado, figuras como Charles R. Gruner tienen una perspectiva diferente del significado de la risa en la comunicación humana. Según este teórico, la risa es un remanente de un grito de triunfo tras eliminar a algún enemigo. Desde esta perspectiva, la risa tendría una connotación agresiva y representaría satisfacción por obtener algo o someter a otro.

La risa según la fisiología

Ahora, teniendo una mejor idea de por qué nos reímos, podemos pasar a analizar mejor cómo se produce la risa en nosotros. Lo primero que debemos saber es que se trata de un acto involuntario la mayoría del tiempo, aunque también es posible fingirla.

En cuanto a los mecanismos que participan en el proceso de la risa, el más importante de todos es la respiración. Cuando reímos, lo que ocurre es que cortamos la exhalación del aliento de forma repetida. De allí se deriva el sonido entrecortado típico de las carcajadas y el hecho de que hay personas que parecen ahogarse cuando la sostienen.

A nivel cerebral, como suele ocurrir con otros comportamientos, no hay una sola área responsable de controlar la risa. No obstante, se cree que el principal efector de esta conducta es el sistema límbico que suele asociarse con las emociones.

Otro estudio de Fried et al. (1998) encontró que la producción de la risa se relaciona con una zona del cerebro llamada área motora suplementaria. Los investigadores descubrieron que al estimular dicha región con electrodos, era posible causar una sonrisa. Si se estimulaba con mayor intensidad, entonces podía surgir la risa a carcajadas.

Un aspecto curioso del ensayo anterior es que el área motora suplementaria también participa en el inicio del lenguaje hablado. Por lo tanto, se refuerza la idea de que la risa cumple una función comunicativa en la especie humana.

Incluso, si analizamos otra situación cotidiana como las cosquillas, nos damos cuenta de que si nosotros mismos lo hacemos, no nos causa risa. Entonces, ¿por qué nos reímos cuando lo hace alguien más? Esto podría tratarse de un mecanismo para expresar que el contacto no resulta doloroso o molesto.

Siguiendo con lo anterior, la risa no solo parece cumplir una función comunicativa, sino que también beneficia a la salud. Por ejemplo, se sabe que al reír estimulamos la producción de anticuerpos y linfocitos en nuestro organismo. Como resultado, el sistema inmune está más preparado para hacer frente a amenazas como bacterias o virus. A su vez, esto es beneficioso para combatir la formación de tumores que pueden causar cáncer.

Por otra parte, se ha demostrado que la risa reduce los niveles de cortisona y epinefrina en el organismo. Ambas hormonas participan en los procesos de estrés, así que la risa puede ayudar a aliviar esta emoción. También se han visto efectos positivos de la risa en la regulación del colesterol y la presión sanguínea. De hecho, los efectos de reír a menudo han sido comparados con los que tiene el ejercicio físico sobre el cuerpo.

Sumado a eso, cuando reímos, se estimula la segregación de endorfinas que mejoran el estado de ánimo general. Así que también es útil para lidiar con emociones como la ira, angustia y el miedo que causan mucho malestar.

En conclusión, para entender por completo por qué nos reímos todavía hace falta estudiar más nuestro cerebro y conducta. Sin embargo, un hecho innegable es que la risa cumple una función muy importante en la comunicación y supervivencia humana. © Psicoactiva.

La entrada ¿Por qué nos reímos? Esto dice la ciencia se publicó primero en Periodismo del Mercosur.

Artículo anteriorCayó «El Cerrajero»: tenía un taller en su casa para clonar llaves y hacer entraderas
Artículo siguienteCYNTHIA HOTTON: “LA MAYORÍA DE LOS QUE DELINQUEN SON CHICOS ABANDONADOS”