Inicio Sitioshoy Precauciones para conducir con niebla en la Ciudad

Precauciones para conducir con niebla en la Ciudad

360

La niebla estará activa hasta el próximo jueves en Capital Federal y el Gran Buenos Aires, te compartimos algunas claves para evitar inconvenientes a la hora de manejar.

En el área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), sigue afectada por la presencia de una intensa niebla en el cielo, una condición climática que suele generar fuertes pérdidas de percepción en la visión, con notables complicaciones a la hora de conducir.

En ese contexto, te compartimos una serie de tips a tener en cuenta al momento de arrancar el auto, al circular por una zona invadida por la niebla, como primera medida, nunca se debe frenar bruscamente. Además, es probable que los cristales se empañen por la diferencia de temperatura entre el exterior y el interior del vehículo y la condensación del agua, por lo que la calefacción debe estar en perfecto estado para desempañar los cristales.

Recomendaciones preventivas para conducir con niebla

Disminuir la velocidad y aumentar la distancia con el vehículo precedente, en proporción a la visibilidad.

  • No encender la luz alta, ya que el reflejo de esta luz sobre las gotas de agua en suspensión dificulta aún más la visión.
  • Mejorar la visualización de su automóvil para ser visto con mayor facilidad por otros conductores y chequear que se encuentren encendidas las luces de posición y las luces bajas.
  • Si el vehículo posee luces antiniebla, utilizarlas.
  • No activar las luces altas, ya que pueden provocar deslumbramiento y un acortamiento del campo visual.
  • Mantener el parabrisas limpio, permanentemente.
  • No sobrepasar a otros vehículos.
  • No estacionarse sobre la banquina, ya que la misma suele ser utilizada como vía de escape en caso de colisiones en cadena.

Luces antiniebla y su modalidad de uso

Las luces antinieblas son un recurso de utilidad para, en condiciones adversas, mejorar la visibilidad de los caminos y, a la vez, del propio vehículo, no obstante, su uso requiere adoptar un comportamiento responsable y así evitar la generación de perjuicios visuales sobre otros conductores.

Su aplicación es posible cuando existan condiciones meteorológicas o ambientales que disminuyan sensiblemente la visibilidad, como en el caso de niebla, lluvia intensa, nevada, nubes de humo o de polvo. Ante tales circunstancias, deberá utilizarse la luz antiniebla delantera o la luz de corto o largo alcance.

En tanto, los vehículos que tienen luces antinieblas traseras sólo deberán emplearlas en condiciones específicas y muy desfavorables (niebla espesa, lluvia muy intensa, fuerte nevada o nubes densas de polvo o humo), ya que su potencia y el efecto producido sobre los otros conductores es de gran impacto visual, con serios inconvenientes para la visión en los autos que circulan por detrás del vehículo.

Hasta cuándo durará la niebla

La Ciudad de Buenos Aires y alrededores comenzaron la semana con días espesos, húmedos y con una niebla que cubre el cielo. Por ello, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) emitió por este motivo en las últimas horas una alerta que alcanza también a Santa Fe y Entre Ríos para los próximos días.

Lo definieron como “fenómenos que pueden representar inconvenientes o dificultades en el normal desenvolvimiento en la vida social”, la recomendación es extremar las condiciones para circular en estas zonas, por la gran reducción de la visibilidad.

Las altas presiones, y un nivel de humedad que superó el 90%, redujeron considerablemente la visibilidad en calles y avenidas, provocando demoras en el tránsito y hasta problemas en operaciones aéreas, de acuerdo a las estimaciones, el miércoles dará inicio a otra jornada con presencia de neblina y con temperaturas levemente más altas.

El jueves, momento bisagra de la semana, será la última vez, al menos en los próximos días, en los que este fenómeno se presente, el viernes será el primer momento, después de una extensa semana marcada por la niebla, en el que el día amanecerá algo nublado, con una leve presencia de nubes.