Inicio Comunas Porteñas Recomendaciones para que los chicos hagan un control oftalmológico anual

Recomendaciones para que los chicos hagan un control oftalmológico anual

81

Todos los años se pide un certificado oftalmológico o apto médico visual, el mismo es con el objetivo de conocer mediante una consulta oftalmológica completa no solo la agudeza visual de cada ojo, -además la armonía de su motilidad ocular, su binocularidad, la presencia de hipermetropía, miopía y/o astigmatismo, su fondo de ojos y educar desde la prevención para el cuidado orgánico y funcional del aparato visual.

Otro importante dato, es que los bebés nacen con capacidades visuales básicas que necesitan una experiencia visual temprana normal para alcanzar los niveles óptimos de funcionamiento visual, el examen de la refracción es el eje principal de la consulta oftalmológica infantil que le permitirá mejorar su calidad de vida, fortalecer su desarrollo intelectual y social.

Leonardo Fernández Irigaray, médico oftalmólogo y vicepresidente de la Sociedad Argentina de Oftalmología Infantil

“La detección precoz de un déficit visual en los niños detectada mediante un examen oftalmológico completo permitirá su rehabilitación parcial o total; el tiempo juega un rol fundamental. Una correcta prescripción es mucho más que una receta de anteojos”.

Además, agrega: “Hay un rápido crecimiento del ojo en los primeros años de la vida, conocido como proceso de emetropización. La refracción normal varía según la edad ya que hay cambios desde el nacimiento de las estructuras ópticas del globo ocular: córnea, cristalino y largo axial”.

Desde la Sociedad Argentina de Oftalmología Infantil recomiendan el siguiente calendario para realizar los controles visuales oportunos, en el recién nacido, a los seis meses, al año, a los tres años, a los cinco años y luego anualmente.

Certificado Oftalmológico

No debe ser considerado un trámite sino la oportunidad de cada chico para conocer sobre su salud visual y así tener la posibilidad de un mejor ciclo escolar. Comunicar para la prevención forma parte del rol médico-docente, -tambien es importante recordar que la detección y el uso de anteojos apropiados deberá ser una oportunidad compartida entre los padres, médicos pediatras, docentes y el médico oftalmólogo infantil para lograr juntos un correcto desarrollo visual en los más pequeños.

Mauro Stabile, CEO de Novar, empresa de lentes oftálmicas

“En los últimos años y sobre todo luego de la pandemia del COVID 19 la miopía es uno de los problemas visuales que más creció, con un incremento del 40%, y según la Organización Mundial de la Salud para el año 2050 la mitad de la población mundial la padecerá”.

También el CEO de Novar agrega: “Hoy los anteojos convencionales solo solucionan el problema de la miopía y no están diseñados para controlarla, por lo que su uso sería similar a tratar un síntoma y no la enfermedad de base. Pero gracias a la persistente investigación de profesionales argentinos y tecnología de última generación hoy se encuentran en el mercado nuevas lentes para mejorar y evitar progresión de la miopía”.

Miopía

Este tipo de epidemia tiene sus causas en el hecho de que los niños hoy no tienen mucho tiempo para estar al aire libre y la pasan mirando pantallas y celulares de cerca, esta combinación de factores produce miopía.

Momento de volver a clases

El inicio de clases suele ser el momento en el que muchos descubren si el niño tiene alguna patología, gracias al obligatorio apto médico, -el test de aptitud visual es fundamental ya que el 80% de lo que aprenden los niños ingresa por los ojos. La mala visión dificulta el aprendizaje: los niños no van a poder concentrarse en sus tareas, ni ver el pizarrón, van a sufrir de pérdida de atención, lo que va a repercutir en su desempeño escolar.

La escuela

Este espacio suele ser en muchas ocasiones el lugar en el cual se detectan los primeros indicios de miopía en los niños, por esa razón, antes del ingreso a la escuela primaria -es decir entre los 5 y 6 años, las escuelas solicitan a los padres que presenten un certificado de agudeza visual, que debería repetirse año a año.

Señales de mala visión a las que hay que estar felices

Uno de los síntomas son, dolor de cabeza frecuente, la hipersensibilidad a la luz, frotarse mucho los ojos, guiñarlos de forma continuada o el parpadeo en exceso son síntomas y actitudes que pueden estar relacionados con defectos de refracción o con problemas de corrección óptica. Las patologías visuales más comunes en la infancia son: miopía, hipermetropía y astigmatismo.

Miopía

Este mal produce una visión borrosa y poco nítida de todo lo que se encuentra a una distancia lejana, puede darse como fatiga visual, confusión entre palabras y renglones, dificultad para seguir lo que está escrito a cierta distancia o incapacidad para reaccionar ante expresiones faciales de rostros lejanos.

Hipermetropía

Error de refracción más frecuente en la infancia, genera que las personas no vean con claridad lo que se encuentra más cerca.

Astigmatismo

Suele tener su origen en la ascendencia genética, ya que con frecuencia se presenta en niños cuyos padres sufren la misma afección, entre sus efectos se encuentra la visión deformada de los objetos a corta o a larga distancia.

Ambliopía

Conocido como “ojo vago”, acercarse mucho los objetos a la cara puede ser una señal de ambliopía bilateral por un error refractivo elevado en ambos ojos, -pero la ambliopía unilateral puede pasar inadvertida ya que con un ojo ven bien y con el otro no, por tal motivo cumplir con el calendario recomendado y realizar el certificado escolar anual es la gran oportunidad para prevenir, diagnosticar y tratar esta patología en los más pequeños

Nueva generación de lentes para evitar la progresión de la miopía.

Durante el pasado mes de julio 2023, durante el Primer Congreso de Miopía organizado por Novar y que se realizó en Buenos Aires, especialistas y profesionales de la visión presentaron una nueva generación de lentes, que no solo sirven para ver mejor, sino que evitan la progresión de la miopía y para que ésta no llegue a valores altos.

Myofix

Es especialmente diseñada para ralentizar la progresión de la miopía en niños. Estas nuevas lentes ayudan a frenar la progresión de la miopía respecto a los lentes tradicionales.

Además, están las lentes Myolens, para cualquier persona miope que necesite una solución adaptada a sus necesidades visuales específicas “Estamos ante un cambio de paradigma: el de la corrección y tratamiento simultáneo de la miopía escolar y juvenil, anteojos que corrijan el defecto de la visión lejana, pero al mismo tiempo no permitan la progresión de la miopía”, comenta Stabile.