Inicio RePost Remodelación y modernización del Pasaje Calas en Palermo

Remodelación y modernización del Pasaje Calas en Palermo

94

Entre las intersecciones de Agüero y Güemes florece una de las piezas arquitectónicas más importantes de la Ciudad de Buenos Aires. Entre la antigüedad y el presente yace su mayor relevancia. 

Abarca un total de 670 metros cuadrados en un terreno 1014 y en ella se encuentra la aristocracia argentina atrapada en un presente. El proyecto inmobiliario lleva el nombre del Pasaje Calas que contiene la apertura de bloques de departamentos con vista a la casa, todo ello integrado en un paisaje semipúblico, trabajo que le fue otorgado y terminado a la inmobiliarias Rukan, quien la adquiere en el año 2018, en colaboración con el estudio arquitectónico Lacroze MIguel Patri. 

Lo más importante de este edificio es que tiene una matriz única, su conexión con la ex empresaria y directora del Teatro General San Martín, Tita Tamames, fallecida en el año 2004. Tita trabajó hasta cumplir los 80 años, siempre convocada invariablemente para los ensayos generales y estrenos teatrales que producía, equiparando su presencia a la inquebrantable rutina de Mirtha Legrand, con un programa diario que aún hoy marca su constante actividad. Hasta el año 2001, cuando su esposo falleció, todos los días las mujeres compartían almuerzos en lo que hoy se convirtió en un espacio dedicado a un proyecto gastronómico.

En ese entonces, la propiedad contaba con un enorme parque que albergaba una pequeña casa de 40 m² que anteriormente funcionaba como la vivienda del casero. 

Esta histórica mansión, comprende los momentos más vividos del pasado, de aquellos principios del Siglo XX, más allá de su función residencial original. Inserta en un proyecto inmobiliario dedicado a revitalizar una esquina icónica, el estado actual de la propiedad contrasta notablemente con su imagen de hace algunos años. Ya no hay más descuido, el que caracterizaba a esta antigua edificación adornada con grafitis y abrazada por la vegetación, hoy se presenta en todo su esplendor y completamente restaurada.

¿Que funcionará a partir del proyecto inmobiliario?

El edificio consta de 10 pisos con vistas a la casona y al pasaje. Actualmente, todas las unidades se encuentran vendidas, a excepción de cuatro de ellas ubicadas en los pisos 9 y 10, de las cuales el precio pedido es de US$3400/m². 

En la planta baja hay disponible un local comercial de 180 mts cuadrados con un precio de alquiler de $6500 por metro cuadrado más IVA. Este espacio está destinado a propuestas de cafeterías.

Además, Pasaje Calas, en línea con la tradición de sus desarrolladores, integra el arte como parte esencial de su estética. Durante la construcción, se convocaron proyectos artísticos para los espacios comunes, y la artista Carola Zech creó la instalación “Nosotros IV”. Ésta incluye un relieve de placas coloreadas y reflectantes en el muro del jardín y una escultura dinámica con tres piezas giratorias de libre activación por parte del espectador.

La idea del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, el saliente por parte de Horacio Rodriguez Larreta y el entrante de la mano de Jorge Macri es poner en valor 140 edificios en donde la zona de Palermo es la más convocada para este proyecto. 

¿Cómo es alquilar en la era de Javier Milei?

La ley que se implementó hace solamente 2 meses ya tiene su contra, el Presidente establece libremente las cantidades y moneda de las fianzas o depósitos en garantía y la rescisión del contrato puede darse en cualquier momento, siempre y cuando el inquilino abone el 10% del saldo restante de su alquiler. 

Además, se elimina la inscripción de los contratos de alquiler en la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). 

La derogación de la ley implica principalmente la libre elección de moneda para los contratos donde se puede alquilar en dólares o en peso argentino, elimina el tope de depósitos, el plazo mínimo para alquilar, y el método de actualización también será definido por las partes, es decir, aplicar el Índice de Contratos de Locación (ICL) o el índice Casa Propia ya no es obligatorio.