Inicio Palermo Web UBA en Acción: Cuatro Años de Solidaridad y Compromiso en Buenos Aires

UBA en Acción: Cuatro Años de Solidaridad y Compromiso en Buenos Aires

44

En medio de la adversidad, nace el proyecto “Plato Caliente”, una iniciativa solidaria impulsada por estudiantes y graduados de la Universidad de Buenos Aires para combatir la emergencia alimentaria en las calles cercanas a la Facultad de Medicina. Desde su inicio en junio de 2020, este programa ha marcado una diferencia significativa en la vida de quienes más lo necesitan, repartiendo más de 360,000 platos calientes y contando con el apoyo de más de 35,000 voluntarios y voluntarias.

“Creo que como estudiantes de la universidad pública debemos retribuir a la sociedad, de alguna manera, lo que nos da para poder estudiar estas carreras”, expresó Jeimar Cogollo, uno de los primeros voluntarios del proyecto. Desde su creación durante la pandemia, “Plato Caliente” se ha convertido en un símbolo de compromiso y solidaridad, adaptándose a las necesidades cambiantes de la comunidad.

El programa no solo se centra en la distribución de alimentos, sino que también garantiza que cada plato cumpla con los valores nutricionales adecuados, supervisado por nutricionistas voluntarios. “Esto comenzó buscando brindar un aporte a muchas personas argentinas en situación de calle. Es un verdadero acto de amor y un orgullo para todos los que formamos parte de la institución”, destacó Jorge Pasart, Secretario de Extensión Universitaria de la UBA.

Lucille Levy, presidenta de la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA), compartió su emoción: “Llevamos adelante este voluntariado con mucho amor desde la pandemia. Son cuatro años de puro compromiso y solidaridad, donde la universidad pública demuestra su verdadero rol en la sociedad”.

Jeimar, quien ahora coordina las actividades, recordó los inicios del proyecto: “Fue durante el aislamiento por la pandemia cuando empezamos a proponer actividades voluntarias. Con el tiempo, la distribución de alimentos se volvió un compromiso constante, adaptándonos a las necesidades post-pandemia donde la situación de las personas en situación de calle se agravó”.

Cada semana, los voluntarios se reúnen para cocinar y distribuir entre 200 a 250 platos en las zonas cercanas a la Facultad de Medicina, adaptando las rutas de entrega según las necesidades y condiciones climáticas. “Es un trabajo dinámico que responde a las demandas cambiantes de la comunidad”, explicó Jeimar.

El proyecto “Plato Caliente” no solo alimenta cuerpos, sino que también alimenta el espíritu de solidaridad y compromiso cívico entre los estudiantes y graduados de la UBA. Con cada plato repartido, se fortalece el tejido social y se ofrece una mano amiga a quienes más lo necesitan en Buenos Aires.