Inicio Últimas Noticias Aromi de flores, sirvieron una tarta de ricota con hongos

Aromi de flores, sirvieron una tarta de ricota con hongos

401

Una usuaria denuncio por medio de varios grupos de Facebook una mala experiencia en un reconocido restaurante del barrio de flores.

En el posteo se la nota muy enojada por la situación en la cual redacta:

“Hola gente les paso a comentar para que no se lleven un mal rato. No vallan a comer al restaurante AROMI. Hoy fuimos a merendar con mi mamá y mi esposo y nos sirvieron la tarta de ricota llena de hongos verdes los cuales se ven a simple vista y las medialunas re duras como si fuesen de hace una semana”.

Se lo comunicamos al camarero y su respuesta fue un gesto con los hombros y nos dijo “y bueno” cosa de no creer. Simplemente si quieren comer algo fresco no vallan a ese lugar.

Historia del queso ricota

El queso ricota es una Denominación de Origen Protegida, se produce fundamentalmente con leche de oveja, pero también con leche de cabra, o búfala. Se elabora ricota en distintas zonas de Italia y con: como en Sicilia, en Lazio, en Emilia-Romaña, en Calabria o en Cerdeña. Aunque para el resto del mundo ‘El ricota’ es un queso, en realidad los italianos lo consideran un producto lácteo derivado del suero de leche, algo similar a lo que nosotros llamamos ‘requesón’ en España.

Torta de ricota

Sobre su historia, parece que en la época romana ya se usaba el suero de leche junto a productos como el vinagre o el limón para producir este tipo de quesos.

Los griegos elaboraron un producto similar llamado ‘oxygala’ que se le considera un antecedente del ricota.  Tiene entre 115 y 135 calorías por ración de 100 gramos y unos 11 gramos de grasa.  Por su textura cremosa es ideal para preparar tartas o postres.

Ingredientes

1 lamina de masa quebrada refrigerada

250 g de queso ricota

3 huevos

1 cucharadita de ralladura de naranja

350 ml de leche

2 cucharadas de maicena

150 g de azúcar

1 cucharadita de aroma de vainilla

½ cucharadita de canela

Preparación

La masa quebrada si la tienes congelada, la dejamos la noche antes en la nevera, o dos horas a temperatura ambiente, tapada con film de plástico para que se descongele. La masa refrigerada es muy cómoda ya que está lista para usar.

Horno

Precalentamos el horno a 220 grados, forramos un molde con papel de horno, este truco te ayudará a desmoldar con facilidad el pastel sin tener que añadir mantequilla en el fondo del molde. Hornea la base de masa sin relleno durante 8 minutos, —añadiendo media bolsa de garbanzos o habichuelas, para que hagan peso y no suba la masa—.

Mientras tanto, disolvemos la maicena en medio vaso de leche, remover para su completa disolución. En un recipiente mezclamos con la batidora, los huevos, el queso ricota, la leche, el azúcar, la ralladura de naranja y el aroma de vainilla. Agregar a esta  mezcla la leche con maicena.

Torta de ricota

Esperar que terminen los 8 minutos de cocción de la base de la torta, abrimos el horno con cuidado. Quitamos las legumbres que hacían peso. Agregamos ahora la mezcla de queso ricota.

Horneamos durante 30-35 minutos a 180 grados o hasta que lo notes ha cuajado. Introduce un palillo en el centro de la torta de ricota, si sale limpio, ya lo tienes. Si no sale limpio, añade 5 minutos de temperatura a 180 grados, con esto bastará.

La entrada Aromi de flores, sirvieron una tarta de ricota con hongos se publicó primero en SitiosHoy.