Inicio Devotohoy Desarticulan red de desarmadero virtual en Monte Castro

Desarticulan red de desarmadero virtual en Monte Castro

51

La Policía de la Ciudad ha desmantelado una banda criminal en Monte Castro que se dedicaba a la venta ilegal de autopartes a través de una plataforma en línea, confiscando alrededor de 500 piezas valuadas en 500.000 dólares.

El personal de la División Delitos Tecnológicos Complejos, perteneciente al Departamento Delitos Tecnológicos Complejos y Especiales, llevó a cabo una investigación en las redes sociales, identificando un perfil en el Marketplace que ofrecía autopartes, algunas de las cuales carecían de vidrios y grabados de identificación.

Tras esta detección, se involucró a la Unidad Temprana Oeste para localizar el taller donde se realizaban estas prácticas ilegales.

La investigación condujo al descubrimiento de un taller de chapa y pintura en la calle Marcos Sastre al 4400, junto a un terreno adyacente donde se encontraban once vehículos estacionados para su desmantelamiento. Continuando con las investigaciones, se confirmó la vinculación entre el terreno, el taller y una casa vecina.

Debido a esta situación, se procedió a solicitar informes a las autoridades policiales, y no se encontró ningún desarmadero registrado en la dirección mencionada.

Con base en toda la información recopilada, la Justicia emitió tres órdenes de allanamiento, solicitando la colaboración del personal de la Agencia Gubernamental de Control (AGC) y del programa Buenos Aires Presente para llevar a cabo los procedimientos.

En el domicilio del principal sospechoso, un hombre de 39 años, los agentes encontraron a tres personas adicionales y confiscaron una suma de 51.500 pesos, 123 dólares, 155 euros, 130 soles peruanos, 5.000 pesos colombianos, 100 reales brasileños y un teléfono móvil.

Por otro lado, en el depósito se descubrió a un joven de 18 años en posesión de un considerable arsenal de autopartes, que incluía 108 paragolpes, 75 ópticas, 14 parrillas, 91 piezas de motor, 44 amortiguadores, 15 capots, 36 puertas de vehículos, 22 guardabarros, 19 puertas traseras, una tapa de baúl, 3 laterales, 6 espejos, 17 llantas con neumáticos, 7 llantas sin montar, 12 neumáticos, 5 parrillas de tren delantero, y un automóvil Volkswagen Vento con cristales blindados en 360 grados y cinco impactos de bala.

En el taller, se encontró al segundo sospechoso acompañado por tres hombres más. Durante la inspección, se confiscaron dos teléfonos móviles, 4 paragolpes, 3 piezas de plástico y un faro trasero.

El valor total de lo incautado se estima en cerca de 500.000 dólares.

Tras consultar con el juez a cargo, se ordenó la incautación de todos los objetos hallados y el cierre del depósito debido a múltiples irregularidades, dictaminado por la Dirección General de Fiscalización y Control del Gobierno de la Ciudad. Además, en el taller se emitieron actas por falta de seguro de responsabilidad civil y por la eliminación inadecuada de residuos.

Los sospechosos fueron informados sobre los cargos en su contra relacionados con la operación de un desarmadero de vehículos ilegal y la venta de autopartes.

La comercialización de autopartes ilegales a través de plataformas en internet es un problema creciente en muchos lugares del mundo. Estas actividades ilegales pueden involucrar la venta de autopartes robadas, falsificadas o que han sido obtenidas de manera fraudulenta.

Las plataformas en línea ofrecen a los delincuentes un medio conveniente y relativamente anónimo para vender estas autopartes ilegales. Pueden utilizar perfiles falsos o anónimos para publicar sus productos, y a menudo recurren a métodos de ocultamiento para evitar ser detectados por las autoridades.

Este comercio ilegal no solo perjudica a los propietarios legítimos de vehículos que pueden verse afectados por robos o fraudes, sino que también puede tener consecuencias más amplias. Por ejemplo, la venta de autopartes robadas puede contribuir al aumento de la delincuencia en general y alentar a más personas a participar en actividades ilegales relacionadas con vehículos.

Para combatir este problema, las autoridades policiales y los organismos reguladores suelen llevar a cabo operaciones de vigilancia en línea y fuera de línea para identificar y detener a los responsables de estas actividades ilegales. También pueden colaborar con las plataformas en línea para eliminar los listados de autopartes ilegales y tomar medidas contra los usuarios que participan en estas prácticas delictivas.

Además, es importante que los consumidores sean conscientes de los riesgos asociados con la compra de autopartes en línea y estén atentos a cualquier indicio de actividad ilegal. Optar por comprar autopartes únicamente en establecimientos legítimos y respetables puede ayudar a prevenir el apoyo involuntario a estas redes criminales.