Inicio RePost Estrategias de la Ciudad para mitigar los efectos de la alerta naranja...

Estrategias de la Ciudad para mitigar los efectos de la alerta naranja por lluvias

77

Desde el Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana se encuentran intensificando sus labores preventivas ante la alerta naranja emitida por el Servicio Meteorológico Nacional.

Estas acciones incluyen la limpieza y despeje de las rejas de los sumideros para garantizar un adecuado drenaje de las aguas, así como la recolección de residuos dispersos o fuera de los contenedores, como hojas y desechos mal colocados o dispersos.

También, se está llevando a cabo el control y aseguramiento de los vallados en obras debido a posibles vientos fuertes.

En lo que respecta específicamente a la infraestructura pluvial, el ministerio está realizando la limpieza y mantenimiento de más de 30 mil sumideros, 10 mil bocas de registro y más de 840 kilómetros de conductos subterráneos.

También se está realizando el mantenimiento diario de las cinco estaciones de bombeo, las cuales permiten aislar ciertas cuencas del río o riachuelo durante eventos hidrometeorológicos adversos, previniendo así inundaciones o anegamientos. Estas estaciones son:

  • Boca-Barracas
  • Vega
  • Vega II
  • White
  • Maldonado

Además, se está llevando a cabo el mantenimiento de los componentes internos en las 11 cuencas de la Ciudad y en los 32 pasos bajo nivel, lo que incluye sumideros, salas de bombas, instalaciones eléctricas, mecánicas e hidráulicas, generadores eléctricos e instalaciones relacionadas.

Este trabajo se está realizando in situ con equipos especializados, con excepción de algunos casos que cuentan con monitoreo mediante telemetría.

También se está priorizando la operación de los 10 camiones desobstructores disponibles en los puntos críticos identificados a través de reclamos de incidentes anteriores y en los puntos bajos de la Ciudad.

En total, el despliegue de la dirección de pluviales en estas situaciones involucra el trabajo de 75 personas.

Estas acciones son cruciales para evitar la obstrucción de la red pluvial con residuos, como bolsas plásticas, que son los principales elementos que causan bloqueos en los conductos al generar tapones que impiden el flujo del agua.